Nuevo artículo a Paula Aldea: “Changes”

‘Changes’, que cantaba mi andrógino y añorado Bowie. El cambio ha definido mis últimas semanas. Cambio de rutina, de empresa, de ciudad, de café… ¡hasta de casa!

 

¡HAZ CLIC EN ESTE ENLACE PARA ENVOLVERTE DEL ESPÍRITU BOWIE!

 

Hace unos días me sentaba en mi nueva mesa, con esa ilusión y también intensidad que presentan los grandes retos. Hoy parece que llevase tatuada la luz que entra por las ventanas de Ancera desde hace muchísimo más. “Y sin embargo”, que decía mi ronco Sabina, aún desayuno cada día tazas y tazones de normativa, legislación, estructura, asociacionismo… Me cuentan y pregunto. Pregunto y me cuentan. Tengo la suerte de estar más que bien acompañada.

Y los proyectos empiezan a coger forma. Y las propuestas se dibujan en castillos que ya no flotan en el aire. Y, de repente, me doy cuenta de que ahora juego en la Liga de primera. Y que, más que nunca, toca estar a la altura.

De estos primeros pasos, de este hacer camino, me quedo con la energía que mana del color naranja. Construir, pero construir bien, y progresar son los dos pilares sobre los que se cimenta este despacho de la señorial Príncipe de Vergara.

Y mientras os cuento esto, Madrid ya ha amanecido, mi café traza la mañana en posos y el estridente disparo de salida no da tregua. Hoy es un nuevo día y, no sé vosotros, pero yo, ¡yo voy a bebérmelo!

 

Solicite información para asociarse
Accede al área de socios