seguridad vial

El accidente in itinere es aquel que se produce durante el trayecto de casa al trabajo y viceversa. Aunque a veces no pensemos en ellos, los peatones y ciclistas son los más vulnerables. Deben prestar una gran atención mientras circulan, cruzan vías etc.

Si vas y/o vuelves al trabajo en bici, debes saber que:

  • Es importante que el tamaño de la bicicleta sea el adecuado.
  • Si circulas de noche, por pasos inferiores y túneles es necesario llevar alumbrado.
  • Utiliza el casco de seguridad siempre.
  • Está prohibido circular con auriculares  o hablando por el móvil.

  • Los ciclistas también deben observar las mismas normas en cuanto a tasas de alcoholemia que el resto de conductores. Por tanto, si bebes ¡no circules!
  • Antes de iniciar la marcha, comprueba que no se acercan otros vehículos.
  • Señaliza siempre las maniobras que vayas a realizar. Es necesario que el resto de usuarios de la vía, sepan con suficiente antelación, cuáles van a ser tus movimientos.
  • En ciudad circula los más a la derecha posible.
  • Siempre que puedas utiliza el carril bici.
  • Respeta las señales de circulación.
  • En días de lluvia y viento aumentan las posibilidades de deslizamientos y caídas. Circula más despacio y extrema la precaución.

Si vas y/o vuelves al trabajo andando, debes saber que:

  • Te recomendamos que para el trayecto utilices  calzado cómodo, ajustado y sin excesivo tacón.
  • Camina siempre por la acera.
  • Si tienes que transitar por zonas en las que no haya acera, hazlo lo más cerca posible de las casas o edificios.
  • Aunque vayas andando, presta atención a la vía, la situación del pavimento, la dirección de otros peatones etc…muchos accidentes se deben a tropiezos o despistes, causando  caídas que pueden ocasionar fracturas, esquinces y torceduras.
  • Cruza siempre por los pasos de peatones.
  • No cruces cuando el semáforo para peatones esté en rojo, incluso si no viene ningún coche. Espera hasta que esté verde.
  • Antes de cruzar comprueba siempre que los coches se hayan detenido.
  • En días de lluvia, presta especial atención a las zonas pintadas en blanco de los pasos de peatones. En ocasiones  son especialmente resbaladizas.
  • En días de viento, presta atención a las ramas de los árboles.
  • En días de situación meteorológica adversa, es importante que lleves un buen calzado para evitar resbalones. Lo adecuado es que fuera impermeable y antideslizante.