Cuando ocurre un accidente vehicular, el primer pensamiento que llega a la mente es llamar a la compañía de seguros. ¿No sería mejor que el seguro contactara al cliente? Este es un nuevo reto para el marketing digital.

Por lo general, cuando hablamos de servicios, es el cliente el que los contrata, pero también es él quien tiene que contactar a la marca cuando le ocurre un problema, o peor aún, cuando quiere hacer uso de lo contratado.

Una buena estrategia de marketing digital sería integrar dentro de su planificación formas con las cuales poder adelantarse a las necesidades de los clientes, para estar en el momento justo en el que necesitan a la marca, es decir, tu servicio.

En México, cada año se registran cerca de cuatro millones de accidentes al año, que dejan como saldo un millón de personas lesionadas y representan un costo total de 150,000 millones de pesos, según datos de Cesvi México.

Es precisamente cuando ocurren este tipo de percances cuando los automovilistas necesitan contactar a la agencia de seguros que contrataron. Por lo general, cuando esto ocurre, el cliente está nervioso y no localiza el teléfono de la aseguradora, cuando lo encuentra vive una lenta atención vía telefónica, pues seguro debe batallar con un molesto menú hasta encontrar la opción deseada; pero todo esto sólo si bien le va porque hay casos en los que las víctimas pueden estar inconscientes o sin la posibilidad de marcar por teléfono.

Una nueva forma con la cual las marcas están ofreciendo auxilio vial a quienes tienen un choque o accidente automovilístico es mediante la colocación de sensores en el automóvil, que en el momento que registran el percance disparan una alerta a un servicio, que inmediatamente contacta a la víctima para saber su situación, además, aprovecha la tecnología para localizar vía satelital el lugar donde ocurrió.

El asesor que registra lo acontecido comparte la información son servicios de emergencia para enviar la ayuda adecuada.

A continuación te compartimos un video de OnStar, una empresa que presta este servicio, el cual es incluido en algunos automóviles de Chevrolet, General Motors Company, Cadillac y Buick.

No hay mejor forma para lograr la satisfacción del cliente, que brindándole el servicio justo en el momento en que lo necesita. Que una mala atención no provoque que voltee a ver a la competencia.

Fuente: Daniel Vivanco