El nuevo proyecto de distribución de recambios de AUDI-VOLKSWAGEN al final se  ha traducido en la cancelación de las cuentas a sus competidores, miles de recambistas, e intentar tener un monopolio para conseguir un mercado cautivo perjudicando a los consumidores propietarios de estos vehículos.

La presentación de un nuevo proyecto en MOTORTEC ante la prensa se reduce a conseguir un monopolio en el mercado de recambios.

ANCERA ya está enviando toda la documentación a sus abogados expertos en Competencia para analizar la situación e intentando ponerse en contacto con la Dirección de Posventa del grupo AUDI-VOLKSWAGEN, sin mucho éxito por el momento.

Creemos que unas marcas de tanto prestigio no necesitan de estas acciones para competir en el mercado y mucho menos tras los escándalos del “dieselgate” y de la enorme sanción de Competencia por acuerdo de precios.

Estamos preparando una comunicación a todo el público y prensa generalista e iremos informando de lo que vaya ocurriendo, ya que, ANCERA entiende que es una infracción grave a la competencia.